10/23/2019

Jenny Zarit Bautista Rojas



Jenny Zarit Bautista Rojas, nació el 23 de marzo de 1985 en el municipio de San Gil- Santander (Colombia). Es la hija mayor entre las tres hijas de Gerardo Bautista Tangua y Martha Rojas. Inició en el maravilloso mundo de la escritura y los versos a la edad de los diez años, siempre enamorada de la vida, creativa, curiosa, versátil y con un cúmulo de sueños por cumplir. Se gradúa como Bachiller técnica con especialidad en turismo en el año 2000 del Colegio Técnico Nuestra Señora de la presentación de San Gil. Es licenciada en lengua Castellana y comunicación de la Universidad de Pamplona, especialista en pedagogía y docencia; se desempeña como profesora de la línea de expresión en la Fundación Universitaria de San Gil- Unisangil. 
Pertenece al colectivo de poetas Guanentá, movimiento joven orientado a promover el amor por la cultura y la poesía en la provincia y la región; también ha sido miembro del grupo Artesanos de la Palabra, en sus inicios denominado Cantera poética el cual incentiva y estimula a escribir, leer y recitar poesía. Este movimiento poético ha dado a conocer a las mejores mujeres poetas de la región. 
Participa en el año 2012 en el concurso de cuentos el Brasil de los sueños, quedando su cuento “los límites de la locura” entre los cinco mejores.
Se encuentra próxima a publicar a finales de noviembre de 2019 su primer poemario colectivo denominado Acordes poéticos- Cinco formas de sentir la poesía, junto con algunos miembros del colectivo de poetas Guanentá, proyecto que ha liderado desde sus inicios.
Promotora de cultura y del amor por el arte, las letras y los versos, tanto en sus alumnos como en todas las personas con quienes establece contacto intelectual, profesional y vivencial.
Esposa y madre; lectora asidua, escritora de narrativa (cuentos) y poeta de corazón, desde que siendo una infante descubre el fascinante mundo del arte de las letras, el cual la atrapa para siempre.


Porque no son mis manos las que escriben
es mi corazón el que expresa
Con sus versos el sentir 
Que se oculta en cada pliegue del alma



MI MEJOR REGALO

Te espero en mi ser,
refugio de amor cálido y palpitante,
con la nostalgia del pasado y el futuro que te ansían,
deseando tener tus frágiles manos
agarradas con las mías.

imagino tus sonrisas alegrando mi poesía,
te espero con el miedo de un amor desconocido,
de un amor tan puro, por el cielo permitido
al compás de un dulce arrullo.

Serás lucero que ilumine mis noches de desvelos,
Serás cometa inquieta volando sobre mi alma,
Llenando cada uno de mis días;
Seré tu madre
Aquel ser que te ama y te guía,
Serás mi hijo, fiel promesa
De ver hecho realidad
El mejor regalo de Dios en mi vida.


JEZABARO
Noviembre de 2013
Derechos de autor reservados.






FELIZ ÉPOCA

Cuando te tuve fui tan feliz y no lo sabía,
Fui feliz en la indómita aventura de cabalgar sin prisa al ritmo de cada risa,
De cada juego, de cada travesura imprecisa, que se precisa
Y se reviste de inocencia.
Contemplar el firmamento, dibujar esperanzas en las inverosímiles
Y variadas formas de las burbujas del cielo,
Blancas y sedosas nubes que se escabullen y reaparecen
Para confundir o reafirmar constelaciones de sueños.
Correr para ganar, llegar para sentir la dicha de vivir, de tener los pies cansados,
pero felices, por recorrer con amigos otros mundos mágicos,
las rodillas raspadas por jugar sobre ruedas grandes o pequeñas,
sentir en el cabello la arena de horas sumergidas en aguas profundas,
de ríos, mares o lagos o aguas de las que sean,
lo valioso era siempre mojar las cristalinas gotas de felicidad.
Vivir sin importar el que dirán, sin miedo de futuros,
Siendo felices con lo poco o mucho que se posaba ante nuestros ojos,
Sin pensar en materialismos, en falsas apariencias,
En riquezas o escasez, oh fui tan feliz contigo y no lo sabía…
¡Cómo te extraño mi niñez!


JEZABARO 
DIC 29/ 2015
Derechos de autor reservados







A través de la ventana

A través de la ventana
Diviso todo el amor que un día se quedó
Divagando ante la nada,
Observo mis ojos y los contemplo serenos
Entremezclados con la fresca lluvia
Que moja cada espacio de los sentidos
Que quizás salieron y no volvieron.
A través de la ventana
Observo inefables paisajes
Y me sumerjo en una suave brisa serena,
Aquella que me recuerda que la tristeza es pasajera
Y que la vida es un cúmulo de formidables sorpresas.
A través de la ventana
No puedo contenerme ante la magia del olvido,
Me increpo en lo vivido
Y susurro caricias y cánticos que jamás he recibido,
Pero que, se despliegan desnudos, cabizbajos
Socavando los misterios de aquello que se oculta y se agita.
Así, entre diáfanas sonrisas,
a través de la ventana me deslumbraron sus ojos,
me llevaron por caminos borrosos, que hoy no reconozco.
Pues quizás, esa ventana es el reflejo de lo que se esperaba encontrar,
Anhela volver y se quedó habitando
tan sólo en una imagen, un recuerdo.







ME QUEDO CONTIGO

Cuando ya nada me quede
Me quedará el fiel recuerdo
De una vida sin tiempo contigo.
Cuando ya nada me quede,
Retomaré tus mil sonrisas
Que te alegraron el alma sin motivo.

Cuando ya nada me quede besaré tus recuerdos,
Tus ausencias, tus olvidos, tu amor mi mundo entero.
Cuando ya nada me quede, me encontraré con la luz de tus ojos,
Magia viva, magia presente alumbrando mi destino.

Cuando ya nada me quede me abrazaré a tu latir
 Junto a Aquello que sembraste en el jardín más hermoso,
Al lado justo de mi corazón.

Cuando ya nada me quede
Hasta mi sombra repetirá tu canción;
No es posible que nada me quede,
Pues me quedaré siempre contigo, mi mayor bendición,
Mi mayor tesoro, vales más que el oro
Por eso te adoro.


JEZABARO
MAYO 7/ 2016
Derechos de autor reservados










Bicentenario: Grito de Libertad                   

Tu legado está presente,
Oh tierra del alma mía
En las tantas generaciones
Que soñaron con verte libre,
Enganchando tu raza a los ideales
De cientos de mártires y próceres que lucharon
En la batalla de tu luz y de tu gloria.

Criollos, mulatos, mestizos
Miles de indígenas, campesinos
e inocentes perecieron
Con el fuego de los cañones
Incendiados de poder,
¡oh inclementes! nos quisieron arrebatar
El oro, las riquezas y tesoros de nuestros ancestros.

Nos quitaron gran parte de lo material,
Pero, las riquezas de una heterogénea
Mezcla cultural, perduran para siempre;
Pues la esencia de una tierra pujante
Se lleva en el alma,
Arrancaron de un solo tajo
La vida de miles de inocentes,
Pero jamás lograron cortar las alas de un pueblo valiente,
Que lucha, que ama, que anhela, que siente.

Por eso celebremos con la frente en alto
Lo que jamás pudieron quitarnos,
Pues, no es nada menos que nuestro bicentenario.
De fiesta y júbilo se viste un país
Con inmensa riqueza natural y multicultural,
Bañada con paisajes majestuosos,
Geografías imponentes;
Y el calor de sus gentes, que no se enfría ni se resiente.

Manos laboriosas, mujeres y hombres pujantes,
¡Qué gran orgullo ser de la estirpe de tus hijos!,
Por ti somos lo que somos,
Una mezcla de diversa sangre corre por nuestras venas;
Como hermanos sintamos la felicidad de estar celebrando,
Pues, las cadenas no fueron eternas
Un grito de libertad resuena
como un eco avasallante en nuestra historia,
Hoy celebramos la libertad soñada hace más de 200 años.

Colombia hermosa, Colombia bella,
Cuna de héroes, tierra de contrastes
de inmensas alegrías y prófugas tristezas.
Dios te escogió para abrigar al amparo de tu cuna
A millones de almas, que sueñan con verte brillar en paz
Para morir y perdurar en apacible y eterna dicha,
Contemplando una gran descendencia que no se marchita,
Al contrario, grita: ¡Viva Colombia, tierra querida!
A pesar de todo, jamás te cambiaría.


JEZABARO
Marzo 25 de 2019
Derechos de autor reservados

2 comentarios:

  1. Hermoso, me encanta la poesía. Yeny no había mirado ni nunca interesado en leer tus poemas, que hacen sentir y bibrar el corazón de alegría. Muchas felicitaciones. Y gracias por promover la cultura en la parte poética de nuestro bello SanGil.

    ResponderEliminar
  2. Excelente Genny, felicitaciones por este logro. Ya sé dónde estás. En cualquier momento te visito.

    ResponderEliminar